Ya gorditos, a ver Fed Up. Ahora mismo.

Llegué a Fed Up por Kevin Smith. Por si no lo conocen es un peliculasta (Clerks, Mallrats) que se dedica a hacer podcasts como malo de la cabeza. Siempre fue gordito además. Qué gordito, era obeso. Mórbido. Y siempre me llamó la atención que no le importara serlo. De hecho, su actitud siempre fue muy admirable para mí, porque el compadre no tenía problemas en aceptarse como gordo. ¡Qué bacán ser feliz y quererse, sin esa espina clavándose ahí en el ego permanentemente! Bueno pues Kevin Smith nos traicionó. Bajó como cuarenta kilos y nunca contó por qué. Yo asumí que simplemente le cayó la teja, o que fue al doctor y le dijeron que se iba a morir de un infarto o qué sé yo. Todos llegan al punto en que ser gordo es un cacho, supongo. Bueno el otro día lo escuchaba en uno de sus tantos podcasts y casualmente contó que lo que lo hizo cambiar de opinión (él lo describe como lo que “le abrió los ojos”) fue el documental Fed Up (2014), que se trata de la obesidad y la industria de alimentos gringa.

¿Qué puede decir un documental sobre gordura y comida que no se haya dicho mil veces antes? ¿Y es tan brígido que hizo a este gordo orgulloso bajar de peso tan drásticamente? No sé. Yo vi el Super Size Me y no me quitó las ganas de comer McDonald’s ni por ese día. De hecho creo que lo vi comiendo McDonald’s. En un McDonald’s. Disfrazado de Ronald. Ahí no más el Super Size Me, qué quieren que les diga.

Bueno pues con toda esa curiosidad y sospecha, busqué el famoso Fed Up, y déjenme decirles que Oh My God. Si tienen problemas con su peso, o tienen hijos/seres queridos con alimentación a su cargo, o simplemente si quieren pasarlo mal con el estado del mundo, TIENEN que ver esta cuestión. Tal como el documental de Al Gore te convence de que el planeta se va a ir a las pailas por culpa del calentamiento global, este documental te convence de la existencia del DEMONIO, y ese demonio es el AZÚCAR.

No voy a poder hacerle justicia a lo ilustrativo y didáctico que es este documental, así que véanlo no más. Si todavía no se convencen, voy a tratar de explicar de qué se trata. Les advierto eso sí que no son cosas nuevas que no se hayan dicho antes, lo heavy es lo claro que es para explicar todo, y lo convincente de los argumentos, entrevistas, fragmentos de noticias. De hecho antes de subir este post hice una breve investigación para ver si aparecían los clásicos artículos que refutan los documentales, y los que encontré en contra de este son puras patrañas. En otras palabras, me convencieron. Completamente. Felicitaciones, Fed Up.

Bueno pero básicamente lo que dice el documental es que todo el pensamiento actual de que somos gordos porque no quemamos las calorías que ingerimos es una falacia. Así, tal cual. Lo que pasa es que somos adictos al azúcar, y la industria alimenticia ha usado puras estrategias perversas y de lobby corporativo, para mantenernos adictos al azúcar. Cuentan cosas horribles, como que todos los productos “Reducidos en grasas” que compramos para estar más tranquilos en realidad tienen menos calorías, pero más azúcar. Y el problema es que una caloría de azúcar se transforma en grasa automáticamente, a diferencia de otro tipo de calorías.

Al mismo tiempo muestran la cantidad de poder que hay detrás de la industria alimenticia, y muestran cómo incluso Michelle Obama cayó ante este poder, cuando quería iniciar una campaña de comida saludable, y terminó propulsando programas de ejercicio. ¿Saben por qué? Porque a la industria alimenticia le conviene que creamos que lo que nos falta es ejercicio, cuando hacen todo lo posible para mantenernos adictos al azúcar.

Supongo que el documental me llegó tanto porque me reconocí como uno de esos adictos. Brígido. Y me he creído toda la vida el cuento de que soy gordo por culpa mía, porque soy flojo, porque no me gusta hacer ejercicio. Pero si este documental es cierto, resulta que soy flojo porque el azúcar me mantiene así. No quiero exagerar, pero los síntomas de la adicción al azúcar que listan en esta cuestión es una descripción de mi vida, y de toda la gente gorda que conozco. Y eso no es  culpa de los gordos cuando el lobby de la industria consiguió que se legislara a favor de ellos, dejando por ejemplo fuera de la etiqueta de los productos el porcentaje recomendable de ingesta diaria de azúcar. Y esto lo comprobé yendo a mi cocina a mirar si era cierto esta denuncia del documental. Y aquí está, la etiqueta de un café riquísimo que tomo todos los días, y que compré en los supermercados chilensis:

Según este documental, la ingesta de azúcar diaria agregada que podemos permitirnos son de 6 a 9 cucharaditas de azúcar. ¡Eso es ene! Pensé yo. Bueno pues resulta que productos que nosotros creemos saludables (como el cereal “reducido en grasas” o el “dietético” que compramos) exceden en una porción esa cantidad. O sea, en el puro desayuno (con cereal y juguito de naranja, muy saludable) ya estamos llenando lo recomendable. Calculen. ¿Y qué porcentaje de lo recomendable tiene el cafecito que yo endulzo con sucralosa? No tengo idea, es el único porcentaje que no aparece en la etiqueta.

En otras palabras, gorditos, estamos sonados. Por eso no bajamos de peso, por eso da lo mismo echarle mayonesa light al atún, por eso vamos al gimnasio y somos miserables. Porque la industria alimenticia se las ha arreglado para hacernos creer que la opción saludable nos hará bien, y porque les interesa perpetrar el modelo. Lo último que les preocupa es nuestro bienestar. Ellos quieren vender más comida, y para eso quieren que la comida sepa bien. Entonces: Más azúcar, más grasa, y más azúcar escondida cuando hagan drama por la grasa. ¿Los políticos hacen escándalo? Okay, producto reducido en grasas, con diez calorías menos pero con EXACTAMENTE LA MISMA CANTIDAD DE AZÚCAR que el otro. Azúcar que en nuestro cuerpo se transformará en grasa de todas maneras. Loco, mátenme.

Antes de seguir sonando como el Che Guevara de las guatas solo por ver un documental quiero decir que encontré el asunto muy serio y yo no suelo ser alarmista. Todos nos tranquilizamos siempre diciendo que la obesidad y la industria alimenticia son problemas gringos, que ellos inventaron la obesidad de alguna forma. Pero saben qué, si nos damos una vuelta por cualquier supermercado veremos que en realidad los gringos nos tienen secuestrados. Cada vez hay más productos gringos, y yo he caído con absolutamente todas y cada una de las etiquetas que dicen “Reducido en calorías”, “Sin grasas saturadas” y demases. Este documental hace tablas comparativas entre el producto normal vs. el light, y es para quedar llorando.

De nuevo, ya sé que todo el mundo “sabe esto” y que en rigor no es nada nuevo. Pero créanme que queda todo clarísimo en el documental, y es terrorífico e indignante. Espérense a ver las historias de las corporaciones y sus trampas para mantener gente adicta al azúcar. Y aún peor, las estrategias que usan para hacernos adictos desde niños. Después de ver este documental creo firmemente que este será el motivo de nuestro fin como civilización. Ni la madre naturaleza, ni los meteoritos, ni los zombis. Será la industria alimenticia, que nos tiene a todos adictos al azúcar y que en cuanto aparece alguien tratando de cambiar la situación (como Michelle Obama), ellos hacen lobby, ofrecen ayuda, inventan un producto nuevo con “menos calorías”, y vamos acumulando alimentos procesados, y la creencia de que el ejercicio es la solución a todo.

Otro ejemplo: ¿Se acuerdan de esa noticia que los gringos habían decretado la pizza como un vegetal? A todos nos dio risa, y fue como “Ay, gringos locos, con razón son tan obesos”, pero saben qué, tengo la firme creencia de que aquí en Chile nos están metiendo exactamente el mismo dedo (untado en azúcar) en la boca. ¿Elige vivir sano? Auspiciado por la nueva línea de productos Vivo. Y todos felices.

Les pido mil perdones por sonar tan propagandístico con este post, pero loco. Es realmente heavy. Y da mucha rabia. No sé cómo voy a lograr dejar el azúcar, pero el primer paso para superar una adicción es saber que se es adicto. O eso dicen en las películas con adictos, qué sé yo. Lo que sí sé, es que después de este documental ninguna ida al supermercado será lo mismo para mí. Y ninguna cosa que me eche a la boca pasará con tanta felicidad. En fin, el documental hace un mucho mejor trabajo que yo para inspirar rabia, paranoia y ganas de cambiar. Todos vean esta cuestión, por favor.

Fed Up está en Netflix, Torrentz y on-line. Atinen y muéstrenlo en sus casas.

PS. Si tengo algún lector que sea doctor, nutriólogo o lo que sea, por favor vea el documental y deme su opinión profesional. En los comentarios o por donde quieran. Gracias, cabros.

Actualización: Cabros, hoy entro a mi décimo quinto día sin azúcar después de haber visto este documental y puedo contarles que tiene razón en todo lo que respecta a síntomas, y efectos secundarios del azúcar y los endulzantes. Así que un saludo a todos los que decían en los comentarios que eran patrañas. Y aunque no lo hice con el propósito de adelgazar, les cuento que en este tramo he bajado cuatro kilos. A principios de este año me maté haciendo ejercicios, y comiendo “saludable” (sin dejar el azúcar, claro, ahora lo sé gracias a este documental) y nunca pude bajar más allá de lo que estoy pesando ahora. Ha sido difícil, pero no voy a parar ahora, menos cuando estoy experimentando cambios. Deséenme suerte, que está peludo. Gracias, cabros.

No Comments

    • Francisco Matus
      20 julio 2015

      Le voy a consultar a mi hermano que es doctor, pero algo me había contado. No sobre el lobby alimenticio, si no que sobre las azucares/carbohidratos: esos son el enemigo, y lo que se debe reducir en la dieta.

      Las grasas saturadas no son tan malas como las pintaron, y eso se sabía hace tiempo por la paradoja francesa: los franceses comen muuuuchas más grasas saturadas, pero tienen menos tasa de enfermedadas que supuestamente eran causadas por el consumo en exceso de esas grasas.

      Reply
    • Fabián Marilao
      20 julio 2015

      pucha, y que puede comer uno entonces?? todo tiene azúcar, hasta la comida del gato debe tener azúcar.

      Reply
      • patogonzalezpino
        20 julio 2015

        Comida preparada por tí. O por alguien que cocine rico. No cosas procesadas

        Reply
    • Claudio Jorquera
      20 julio 2015

      POucha, Hermes, no sé qué pensar de ti: termino de leer este post, le pongo ‘reproducir’ al capítulo #7 de El Podcast sin nombre, que entiendo que grabaste hace un par de días y te escucho abriendo una lata de bebida.

      Reply
        • Claudio Jorquera
          22 julio 2015

          Jajaja. Deja la bebida, estimado Hermes; ese es un gran paso. Lo digo como consejo de buena voluntad, sin intención de juzgar. Si sigues tomando bebida te seguiré admirando y leyendo-escuchando de la misma manera, jajaja.

          Reply
    • Nacho Vigouroux
      20 julio 2015

      Amigo mermes: la gordura y el cine nos junta.
      Veré este docu.
      Mis actuales 110 Kilos y yo.

      Reply
    • Camila Ramírez
      20 julio 2015

      Pensé que solo a mi me habia gustado ese documental! Es super bueno. Y refiriéndome al comentario de más arriba que dice que los carbohidratos son el enemigo, eso no es verdad y se explica en un documental (Forks over knives) que muestra lo que se dice en el libro El estudio de China (Escrito por un doctor super bacan(?)).
      Ve Forks over knives Hermes es demasiado bueno! 😀

      Reply
    • Patricio Castañeda
      20 julio 2015

      Mister, me llega a dar miedo verlo después de lo que cuentas, pero creo que corresponde, a ver que opina la Pauli xD.

      Pd: Los simpson hicieron un capítulo que denunciaba esto hace unos años tb :O

      Reply
    • Nicole
      20 julio 2015

      Excelente, quiero verlo ya!
      Si no estuviera en la oficina en este minuto, probablemente estaría viendo este documental, luego te daré mi opinión.

      Soy vegetariana, entonces estoy acostumbrada y me gustan este tipo de documentales, te recomiendo FOOD INC., que va por la misma línea de lo que describes.

      Saludos!

      Reply
    • Angelitrona
      20 julio 2015

      Pucha Hermes, quiero que sepas, que te leí con un chocolate caliente con marshmallow y una torta de nutella al lado.

      Y no lo estoy disfrutando tanto como pensé cuando me lo estaba sirviendo.

      Voy a bajar el documental y verlo, yo creo que es la pura y santa verdad, y creo que en el fondo, bien en el fondo, debajo de los michelines, yo siempre he creído que el azúcar es mi problema, pero mi cuerpo me lo pide, lo juro. Si no como algo dulce, me pongo idiota y triste =(

      Reply
      • Coni
        21 julio 2015

        esos son síntomas de adicción, como cuando dejas el café y tiritas, o cuando dejas el cigarro y te pones mala onda. Pa que caches cuan acostumbrado estamos al azúcar.

        Reply
      • Clau
        22 julio 2015

        En mi caso esa necesidad de dulce era por mi resistencia a la insulina, se vuelve un círculo vicioso

        Reply
    • Clau
      20 julio 2015

      Hermes y otros lectores, lo mejor es ir a un nutricionista porque te dan opciones de alimentos que no traen azúcar (sin ganas de hacer publicidad, los mejores que me recomendaron son el Gran Cereal de Costa 0% y las barritas de cereal Corny Free) y además te enseñan a leer las etiquetas. A modo general uno puede mejorar la alimentación, lo que no quita que uno se coma un pedazo de torta si va a un cumpleaños, pero dejar el azúcar refinada en el día a día es una buen paso 🙂

      Otro buen documental que está en Netflix es Fat, sick and nearly dead (aunque la idea de tomar batidos de espinaca todo el día no me llama…)

      Reply
    • wakawaka
      20 julio 2015

      El año pasado estaba con unos 20 kilos demás y comence a hacer ejercicio, no brigidamente, su 30 minutos de bici diarios (20 en subida, 10 en bajada) comence a comer porciones algo más chicas y no comi para nada mas sano, solo un poco menos. Seguia comiendo chatarra (grasas) una vez cada dos semanas y 6 meses baje 15 kilos, se que se puede bajar incluso mas rapido si te reventai en el gimnasaio y hacis dietas, pero la verdad es que baje relativamente rapido y sin demasiado esfuerzo por algo muy simple, siempre he sido malo para el azucar, solo era bueno para las grasas, no tomo casi nunca bebida, no le echo azucar al te, etc…. vere el docu, saludos.

      Reply
    • Karin
      20 julio 2015

      Maestro,
      Voy a ver el documental, pero ya sin verlo, le compro todo. Y no es porque lo recomiende usted (bueno, a usted le compro todo lo que dice en sus críticas). En serio, el azúcar es veneno. Mi doctor me lo dijo el 2012 y la vida me cambió cuando la dejé. Me dijo también algo que creo que es lo que justo no sale en las etiquetas: cuánta azúcar comer diariamente. Me dijo que me fijara que en las etiquetas dijera que la cantidad por porción (de lo que fuera) no podía pasar de 7 gramos. Con eso uno debiera andar bien. Por esa misma fecha, leí una entrevista a un doctor gringo en la revista Qué Pasa que venía a hablar en una conferencia sobre obesidad. El señor era super anti-azúcar. Lo más suave que dijo es que el azúcar es tan peligrosa como el alcohol u otras drogas más duras. Y lo menos suave que dijo fue que la gracia del azúcar es que mejora el sabor de todas las comidas y que… (nótese que voy a usar comillas) “hasta la caca de perro es rica con azúcar”.

      Reply
    • vale
      20 julio 2015

      Vi en netflix el de fat vs sugar y es super bueno también porque habla sobre que no es el azúcar ni la grasa en si lo que engorda, sino que engorda mucho más la mezcla de azúcar + grasa porque se bloquean los transmisores de saciedad y se activan los de la adicción. Un buen ejemplo de eso es que uno no come kilos de crema o que da asco comer mas de una cucharada de azúcar en polvo, pero si los mezclas, no paras de comer hasta que se acaba…es heavy

      Reply
    • Faze
      20 julio 2015

      Herm, no tienes por ahí algún link bueno para verlo On Line?

      Reply
    • Esteban
      20 julio 2015

      Como estudiante de nutrición y cocinero profesional, podría decir que el documental muestra calcado lo que pasa en la escena chilena hoy en día con respecto al tema de la alimentación. Participe de un seminario en donde un representante del gobierno explico en que van con la famosa ley del etiquetado nutricional, avances han habido pero obstaculos aun mas por parte de la industria. Las corporaciones realmente dan falacias como las mostradas en el documental, cosas que piensas “pero que mierda loco!”, dan trabas tras trabas para que no se ejecute. Concuerdo en que el tema no esta en el ejercicio y ni en los obesos, si no en los alimentos que las personas podemos acceder, esto realmente es una guerra de intereses por parte de la salud publica, como david versus a la industria, como goliath. Gracias Hermes por el docu!

      Reply
    • Marsu
      20 julio 2015

      bacán, lo voy a bajar, estoy comiendo pésimo y no estoy haciendo ni ejercicios, me estoy pasando.
      gracias por tu recomendación Hermes 🙂

      Reply
    • Loquillo
      20 julio 2015

      Hermes
      Hacer ejercicio, dejar el pan y los dulces, consumir más verduras, hace bajar de peso. De verdad la industria alimentaria no te mete los dulces a la fuerza a la boca. La comodidad, si.
      Estos documentales solo hacen que la gente gorda siga con excusas, quejándose y delegando la responsabilidad por su propia salud a cosas externas.
      Atte, un Nutriólogo.

      Reply
      • Hermes Antonio
        20 julio 2015

        Buena, justo me había decidido a buscar un nutriólogo para que me asesorara en mi abandono del azúcar, tarea que no será fácil, estoy seguro.

        ¿Podrías dejar tu nombre, y dónde atiendes para así nunca, pero nunca ir a buscar tu ayuda? Muchas gracias de antemano.

        Reply
        • Bastian
          22 julio 2015

          JAJAJAJA me rei mucho con el consejo del “nutriologo” de mas arriba jajaja en fin. Un gusto que estes con mas tiempo para escribir articulos en flims debido a tus vacaciones de las redes sociales, saludos Hermes.

          PD: Cuando vi lo de Michelle O. me acorde de Marge simpson cuando se lanza contra la empresa de azucar de springfield … que gran capitulo. (Umpa lumpa incluido)

          Reply
    • Frank
      21 julio 2015

      Pta Hermes, me cagaste la vida con este documental jajaja.
      Lo acabo de ver, y nombraron caleta de marcas que yo consideraba “saludables” (ej. Chewy).
      Quedé con la sensación de que solo me puedo alimentar de lechuga con linaza si quiero vivir una vida sana y diabetes-free.
      No pero hablando en serio, me encantó la mirada que le daba este documental al tema de la gordura. Yo creo que todos los que hemos sido gorditos (en especial aquellos con familias gorditas), cachan lo frustrante que es meterle wendy a la elíptica y a la jalea light y con cuea bajar medio kilo. Está claro que uno debe hacer un mea culpa también, y responsabilizarse por la McMierda que se mete uno a la boca (“di la verdad Rosa…”). Pero pucha, claramente hay una desinformación heavy respecto a qué alimentos son o no son sanos.
      Me motivé con ir al nutriólogo.
      Saludos!

      Reply
    • Gaby
      21 julio 2015

      Yo dejé de comer azucar refinada (de manera regular, de vez en cuando me como un helado o un pedazo de torta)hace casi un anio. La primera semana fue realmente horrible, tuve síntomas de abstinencia: dolor de cabeza, de estómago, cambios de ánimo, hasta fiebre! Ahora me siento mucho mas sana, menos cansada, igual como mucho y no tan sano, pero lo del azucar marcó un antes y un después. No es tan difícil, como escribió alguien es cocinarse más, no comprar tantas cosas preparadas, y fijarse bien en lo que contienen las cosas.
      El senior nutriólogo que escribió se ganó el premio máximo a la empatía y el profesionalismo! Es bueno que te des cuenta Hermes de como es el mundo alimenticio y también que hagas algo al respecto! Mucha suerte!

      Reply
    • racuna
      21 julio 2015

      Compre su comida en la feria (verduras) y póngale proteínas (pollo, huevo, carne). Corta.

      A mi me resultó. Para hacerla más corta todavía: póngale entrenamiento (cualquier deporte que te guste, que no sea obligación hacerlo) y listo. Deje de llorar.

      Reply
      • Hermes Antonio
        21 julio 2015

        Yo sabía que iban a aparecer personas odiosas pero me sorprende el nivel de mala onda hacia un texto honesto. “Deje de llorar”, ¿en serio?

        Reply
        • racuna
          21 julio 2015

          “Deje de llorar” no fue en mala onda. Es sólo que la solución es mucho más fácil de lo que parece.

          Sorry si toqué alguna fibra sensible.

          Reply
          • Fernanda Ávila
            22 julio 2015

            Es igual de fácil que dejar de fumar, deje de comprar cigarros.

            No entiendo la cantidad de gente adicta, es tan fácil dejar las adicciones.

            Reply
            • racuna
              22 julio 2015

              Lo digo porque en ningún caso quise hacer bullling ya que pasé por lo mismo.

              Sólo que tomé la pastilla roja unos años antes nada más (Matrix), pero cada cual tiene su momento en el que te das cuenta que algo anda mal (o finalmente te lo dice un doctor).

    • je
      21 julio 2015

      Hola Hermes, vi este documental basado en lo mucho que rayaste la papa con él y entiendo lo seductor y redondito de su mensaje:

      1) hay una epidemia mundial de obesidad
      2) el aumento en el consumo de azúcar es el responsable
      3) big food tiene la culpa al ponerle azúcar a todo, bombardearnos con publicidad y hacer lobby para evitar regulaciones y para que creamos que sus productos son sanos

      El punto 1 es correcto, pero de ahí en adelante construye un relato simplista, con verdades a medias y un montón de datos simplemente falsos. Si te interesa (asumo que sí), te dejo un link con las “inexactitudes” que se pueden encontrar en la película:

      http://www.foodinsight.org/FedUp-review

      Obviamente hay cosas ciertas y que hacen sentido. Evitar el azúcar y los alimentos procesados sin duda ayuda a perder peso y sentirse mejor. Pero no es cierto que el azúcar se procese distinto de cualquier otro carbohidrato. El arroz, las pastas, etc son exactamente iguales que el azúcar para el cuerpo (del cuello para abajo, como dicen correctamente en el documental), por naturales y caseros que sean. El ejercicio tampoco es inútil, pero es verdad que el cuerpo humano es una máquina muy eficiente y puede hacer mucho trabajo con poca energía, de ahí que la parte alimentación sea más importante.

      Y luego toda la parte conspirativa del flim… Nuestras abuelitas hacían pasteles llenos de azúcar y grasas que no eran en lo absoluto más sanos que las comidas procesadas de ahora. El gusto por el azúcar y similares no fue creado por big food, pero uno de los problemas del libre mercado es que la gente compra lo que le gusta, y si lo que le gusta es mugre se le ofrece más mugre y se produce un círculo vicioso que no es directamente culpa de nadie. Ahí es donde tienen que entrar las regulaciones y en eso estoy totalmente de acuerdo con el documental, en especial con respecto a los niños. Pero ponerle todo ese cuento de que existe un demonio llamado big food que quiere crear enfermos y adictos es bastante ingenuo. Lo que hay es empresas, unas más grandes y otras más chicas, tratando de crear y vender productos basados en los (malos) gustos de la gente.

      En fin, rescato algunos puntos y especialmente el mensaje general de “comamos menos cosas procesadas y más comida casera”. Pero como documental (datos, fuentes, reputación de los “expertos”, etc.) bien ahí nomás la cosa.

      Reply
      • Hermes Antonio
        21 julio 2015

        No sé, loco. Leí este artículo (el único que “refuta” el documental, y que me han mandado muuchas veces), y encontré que se queda en detalles que de verdad no contradicen ni contra argumentan nada de lo realmente impactante del documental. A saber: Las gestiones de la industria para contrarrestar las iniciativas por cambiar todo (con Michelle Obama, por ejemplo), las declaraciones de la industria (“Las gaseosas no hacen mal y está bien que la demos en los colegios”), y las observaciones de que actualmente estamos en un momento de incertidumbre porque no sabemos cómo va a reaccionar la nueva generación con tratamientos tan largos contra la Diabetes B. Quizás ustedes tienen estándares más altos que yo para ver documentales, pero la cagó que le creo más a FED UP que a este documento.
        Pero lo bueno es que yo trataré de dejar el azúcar, y no creo que esa consecuencia le afecte a nadie.

        Reply
        • je
          22 julio 2015

          Sí, concuerdo en que hace varios puntos válidos, en especial el tema del lobby, y si además motiva a la gente a dejar de consumir azúcar me parece muy bien.
          Pero un documental debe ser honesto y este tiene demasiadas mulas, todas amasadas para crear el drama perfecto. Un documental no solo debe persuadir, debe decir la verdad! Ponen como experto a un gallo que nadie toma en serio en la comunidad científica, dice cosas como que las calorías ingeridas versus gastadas no importan (hello? really?) o que el azúcar no es un carbohidrato simple sino una especie de arma secreta para envenenarnos y hacernos adictos. Sorry pero nada de eso es cierto, y lo que es peor, es innecesario para hacer todos los otros buenos puntos.
          La raja que te motive a ti y a otros a comer mejor y mirar bien qué rayos hay en la comida procesada. Pero qué lata que lo hagan con tanta chiva.
          Saludos!

          Reply
    • xim
      21 julio 2015

      pucha, mi shock con el azúcar lo tuve cuando me dijeron que no podía consumirla sino me daría diabetes (resistente a la insulina) y ahí empezó mi larga tarea de leer etiquetas en los supers (todo tenía azúcar! no podía creerlo)… y es verdad, no hay nada rotulado como corresponde. Inclusive aunque iba a la nutricionista me recomendaba leer hidratos de carbono, cuando a veces es mejor leer azucares. Es lo peor… porque (y luego de 8 años tratando de evitarlas) me fui cansando, y ahora lo estoy pagando. Aún no tengo diabetes (gracias a los dioses de todos los universos) pero sí tengo un sobrepeso peligroso, y cuando me di cuenta de que había llegado a eso, me asuste tanto, que aún no entiendo como paso, pero claro fui irresponsable. Pero ahora e vuelto a la lucha, y veré el documental a penas llegue a la casa, para saber más sobre eso. Saludos Hermes!

      Reply
    • Ivo
      21 julio 2015

      Como diría un gordito bueno pa la noshe: “Estamos hasta el loly perrito”.

      Lo de “Elige vivir sano” es pa la risa y ejemplifica justamente el marketing que hay detrás de todo esto. A ellos los auspicia Gatorade (ponen varios insertos en diarios incluso) y lo chistoso es que 100ml de gatorade tienen 6gr de azúcar!!!, casi lo mismo que la Coca-cola (10gr cada 100 ml). Lo mas “chistoso” es que la gente jura que ese tipo de bebidas deportivas son saludables….cueck!.

      Reply
      • José
        22 julio 2015

        Pucha, es que sirven pa pasar la caña.
        Espero que no salga un documental que hable sobre una conspiración que dice que el gatorade quita la caña pero realmente no es verdad.

        Reply
    • Javiera
      21 julio 2015

      Me siento acompañada ahora, ya que hace un tiempo descubrí que soy pre diabética (estoy en la pitilla) y desde ese momento cambié mi manera de comer, tratando de comer poco o casi nada de azúcar. Y saben qué pasó? me sentí muy sola, parecía nazi de la comida porque descubrí que ABSOLUTAMENTE todo tiene azúcar, tengo que ver los ingredientes con lupa para asegurarme de que no tenga, lo que es muy difícil y más aun ir a eventos sociales y que no te miren como un alien por no comer ciertos productos, más encima no soy gorda, entonces peor porque no entienden porque estoy a “dieta” cuando es sólo comer de manera saludable. Mis amigos compran bebidas normales, y yo simplemente no lo entiendo, los productos como los de Vivo, que dicen ser saludables, tienen azúcar y mucha. Cuando iba a la universidad, no había nada que pudiese comer, y les juro que no exagero, nada era libre de azúcar. Ahora me siento acompañada por gente que lo ve así también, pero a la vez totalmente desesperanzada porque como bien dices, estamos atrapados.

      Reply
      • Hermes Antonio
        21 julio 2015

        Leí todo ese artículo y de verdad encuentro que no toca nada de lo que a mí personalmente me impactó del documental.

        Reply
    • Claudia cepeda
      21 julio 2015

      Hola Hermes:
      Vi este documental porque alguna vez lo vi por netflix y pensé que seria la misma basura de siempre echándole la culpa a las grasas, pero cuando tu publicaste esto decidir verlo. Yo soy medico general, actualmente estudio un diplomado de medicina deportiva, y te puedo asegurar de que todo lo que se dice en el documental esta claramente confirmado con los nuevos estudios científicos (no aquellos que fueron financiados por la industria alimenticia). Esta probado que el ejercicio no sirve para bajar de peso, solo una alimentación saludable.
      Te recomiendo el blog fitness revolucionario, ahí recién aprendí acerca de la verdad de la obesidad, del azúcar, las grasas, en verdad ahí aprendí a comer sano sin pasar hambre, sin contar calorías, porque en medicina apenas vemos una semana (de 7 años) nutrición y con el lavado de cabeza de la pirámide gringa (por eso también la mayoría de los nutricionistas tienen lavado el cerebro con las propuestas gringas).

      Saludos y genial que compartas estos temas tan importantes, cada ves más ídolo.

      Reply
      • Hermes Antonio
        21 julio 2015

        Muchas gracias por su comentario, sin ser experto y solo por cosas que veo a mi alrededor me sonaba a verdad el documental. Y hasta ahora el único “profesional” que comentó fue el “nutriólogo” que dijo que este documental le daba excusas a los gordos para quejarse. Aunque entre nos, dudo que sea un nutriólogo real el que comentó.
        En fin, ¡gracias!

        Reply
        • Lalo Landa
          24 julio 2015

          Un gordo llorando porque alguien le hace la ofensiva sugerencia de que tenga un poco de responsabilidad personal. Pero qué sorpresa.

          Reply
          • Hermes Antonio
            24 julio 2015

            El post se trata de un gordo que decidió hacer un cambio, pero dale, juzga, libera tu rabia en los comentarios, créete mejor que el resto y deja dos comentarios distintos con nombres distintos tirando mierda (puedo ver la IP, por si acaso).
            Dame la mano, ¿quién te hirió?
            No es tu culpa, campeón. No es tu culpa.

            Reply
            • Lalo Landa
              24 julio 2015

              lol. Estoy en equipo público y no se guarda el nombre, ¿es relevante uno u otro? No sé donde sacas lo de que tengo rabía, sobre todo comparada con la que demuestras

              “No es tu culpa, campeón. No es tu culpa.”
              No creo que te des cuenta de la ironía de esta línea viniendo de ti. No es tu culpa campeón, son esas malvadas corporaciones del azucar. Y todos la gente que no te da la razón 100% en los comentarios, por lo que veo en todas las respuestas que das.

            • Hermes Antonio
              24 julio 2015

              Sí, campeón. Soy yo. High five. Life is good.

    • Ron Borgoña
      21 julio 2015

      Viejo, es muy simple.

      Dejando de lado las bebidas y el pan estás al otro lado. Y siempre el ejercicio cono complemento.

      Lo único que me perturba de Kevin Smith, es la fijación que tiene con la huasca de Liam Neeson en su podcast.

      Reply
      • Hermes Antonio
        21 julio 2015

        Yo en el fondo me alegro por las personas que tienen tal control sobre lo que pueden o no comer, y envidio en el fondo lo simple que es el mundo en que viven.
        Como ejercicio de empatía les recomiendo que consideren la posibilidad de que existen personas que luchan batallas distintas que podrían ser diferentes a las propias. Yo sé que cuesta ponerse en los zapatos del resto, pero igual es fácil si tratan.
        Escribí este post porque el documental me hizo ver cosas distintas y lo compartí para gente que quizás está en las mismas que yo.
        “¿Pero para qué gastas plata en arriendo? Cómprate una casa mejor”.

        Reply
    • nerdosauria
      22 julio 2015

      – Hola soy Nerdosauria
      – Hola Nerdosauria
      – al dia de hoy llevo 7 años sin tomar Coca cola…
      – Ohhhh… (aplausos)
      jajaj y no es chiste. Hace 7 años un doctor me dijo que tenia una irritacion en el estomago que se podria convertir en una ulcera, por lo que le tenia que “bajar” a los irritantes como la cafeina.. y yo exageradamente deje toda-toda la cafeina, incluyendo las bebidas “colas” y las otras. Baje haaarto de peso y sin hacer ejercicio. Wiiii (emmm ahora estoy mas gordita pues tomo nordic y galletas… muchas galletas)

      Reply
    • Andres Cea
      22 julio 2015

      Suena bien el documental, lo tengo en la fila de Netflix y pasara a prioridad. Un consejo de lectura si estas en el plan de cambio de estilo de relación con tu comida. Busca el paper de Jaime Silva “sobre alimentación inducida por ansiedad. Parte 1 y parte 2” (estoy desde mi celu y no supe como linkiarlo acá pero debe estar fácil de encontrar en la red, sino avisa y lo envío de otro modo). Es un mal nombre de artículo pero es un gran resumen de todos los factores que influyen en la conducta alimentaria que nos llevan a la sobre alimentación. Desde los ambientales hasta las predisposiciones neurológicas de reacción al estrés. Yo soy psicólogo y me toco conocer este tema en un curso con Silva, y desde entonces sin dieta he mejorado mi salud general y bajado 15 kilos. Es difícil salirse de lo q llamas adicción al azúcar (q es mas complejo q solo al azúcar, es un fenómeno global de comportamiento frente al estrés social) si no conoces detalles q ayudan. Por ejemplo, q en cierto perfil neuropsicologico (fácil de reconocer la verdad) la restricción alimentaria de cualquier tipo aumenta la sobreingesta de alimentos. Dietante crónico le llama a ese perfil Jaime. Eso. Un aporte desde otra ciencia. Espero sirva. Saludos

      Reply
      • Hermes Antonio
        22 julio 2015

        Suena bien, estoy en mi tercer día sin azúcar y leeré el coso para ver si me sirve. ¡Salud!

        Reply
    • juan carlos v
      22 julio 2015

      No he visto el documental aun, lo veré pronto en Netflix.
      Pienso que si las películas o documentales en este caso, inspiran a la gente a generar cambios para bien en sus vidas, de por sí no puede ser malo.
      (me salió medio Gonzalo Frias 7mo vicio 🙂 )

      Reply
    • Fran
      22 julio 2015

      Hermes! ve el documental “the weight of the nation”,lo hizo el centro de enfermedades gringos (CDC) en conjunto con HBO, esta en youtube subtitulado. a lo mejor no es tan sensacionalista como este, pero van directo con las fuentes, cifras, y como es la burocracia para legislar sobre los alimentos en EEUU. Son varias partes, pero si no tienes tiempo, te recomiendo ver la parte 3 que habla sobre la obesidad infantil y sobre la industria de los alimentos.

      Reply
    • Cris
      23 julio 2015

      No hace falta tanta disculpa, Hermes. Usted abandérese nomás con lo que crea correcto, y que se queje el mundo de por medio. Por mi cuenta, muy motivado e interesado por el documental– y tendrá mi respectivo feedback una vez visto. Saludos.

      Reply
    • Fernanda Ávila
      24 julio 2015

      Lo ví, me traumé, en todo caso ya he visto algunos alimentos con el porcentaje de azúcar….peeeeero descubrí que mi yogurth dice 0.1gr de azúcar (yey!) pero más abajo dice Azúcar total 6.6gr (no tan yey) por la fructosa adicional supongo, malditos 56 nombres del azúcar 🙁

      Gracias por el trauma (de verdad gracias, es un gracias buena onda) el lunes partiré con mi desintoxicación, necesito comprar frutas y cosas felices.

      Reply
    • Rosco
      24 julio 2015

      No lo he visto aún, pero me repelen las conclusiones que sacas. No porque el azucar sea adictiva dejan de aplicarse las leyes de la termodinámica: con exceso de energía (calorías) engordas, y con déficit adelgazas. ¿Y el que sea adictiva te libera de responsabilidad? Es como decir que alguien no tiene la culpa de ser alcohólico o fumador. Ridículo, habiendo tanta gente que no es mórbida a pesar de estar expuesta a la misma comida.

      Reply
      • Hermes Antonio
        24 julio 2015

        Es cierto, los adictos son adictos porque quieren, los pobres son pobres porque son flojos, las mujeres abortan/las violan porque son putas, etc.
        Tú eres el rey, campeón.

        Reply
        • Rosco
          24 julio 2015

          Es casi como si las cosas en el mundo no fueran blanco y negro, ¿cierto? Pero no, sólo lo binario existe, o es una cosa es o la otra, o es culpa de alguien o del otro. Los pobres e inocentes adictos están completamente exentos de responsabilidad, porque a punta de pistola los obligaron a meterse cosas que sabían que en exceso eran nocivas hasta que se volvieron dependientes.

          Reply
          • Hermes Antonio
            24 julio 2015

            ¿En serio? ¿Te lees siquiera antes de apretar ENTER? ¿Tú estás diciendo que las cosas no son en blanco y negro? ¿Tú?

            ¿Por qué estoy contestándole a esta persona? ¿Qué me pasa?

            Reply
            • Rosco
              24 julio 2015

              ¿Me puedes decir donde está la contradicción, por favor? ¿Dónde impliqué yo que algo fuera blanco y negro? Lo único que he dicho es que estaba en desacuerdo que los gordos son libres de culpa, en ninguna parte dije que fuera suya sóla.

              Tú eres el que ha dicho desde el principio, no sólo en los comentarios sino en el artículo, “no es mi culpa, no es mi culpa, no es mi culpa, todos menos yo”. Es cierto que mi segundo comentario no fue en tono amistoso, pero incluso antes de eso le has estado dando respuestas pasivo-agresivas a todos los que te llevaban la contra en lo más minimo, independiente del tono.

              Así que no sé de donde sale esa respuesta implicando que yo soy un totalitario de lo binario y tú un gradual y progresivo, por favor. ¿Te lees TÚ antes de apretar enter?

    • ruben
      24 julio 2015

      cabros, no he visto el documental y no creo que lo vea, pero no mostrara nada que no se vea a diario en cualquier calle o en nuestras familias, la gente prefiere los alimentos procesados, prefiere los ascensores, prefiere las escaleras mecánicas, prefiere el auto, prefiere la comida rápida; y si, me parece que hay una industria que te mira como una wea que come caga, pero lamentablemente nosotros le hacemos la pega muy fácil.

      Con toda la buena onda del mundo! si eligiera comerse una fruta en vez de una wea del castaño sería mucho mejor. si eligiera caminar en vez del toco, si prefirieran cocinar en vez de pedir comida rápida, si dejaran ese cafe ondero que exprime a sus trabajadores, si incorporaran alguna actividad deportiva de verdad (no a esa bosta de ir a encerrarse a un gimnasio) seria bacan. Lo peor de este modelo siniestro es que se transmite de generación en generación.
      yo se que este blog tiene otro foco, pero bacan igual hablar del tema. y ojala que nos encontremos por ahi en un cerro, o andando en cleta o en la feria, asi hablamos de cine. pq los weones deportistas lamentablemente no tienen idea de cine :/ saludos!!!!

      Reply
    • Carlos
      25 julio 2015

      Aún no veo el documental, ya lo tengo abierto y con subs listo para reproducir… después de leer un par de comentarios debo decir…
      Hablo como una persona que ha sido gorda toda su vida, nunca fue un tema preocupante, nunca fui obeso, pero tenía un sobrepeso evidente (unos 7-8 kilos) por lo cual siempre pensé que cuando quisiera los bajaría rápidamente. Además nunca fui un tipo acomplejado, fui un adolescente normal, tuve pololas, carreteaba, por lo cual el peso nunca fue tema (a diferencia de quien recibe burlas o bullying me imagino)… otro tema, soy sedentario a cagar, pensar en salir a trotar me da una lata inmensa, deportes? pfff, nunca le pegué mucho a ninguno, abandoné el fútbol como a los 17 cuando las pichangas se ponen más competitivas y los “quesos” dejan de invitarnos… en los últimos meses (ya apunto de cumplir 23 años) por temas personales, comencé a comer más, hasta llegar a 13 kilos de sobrepeso y ahí me asusté… pesando 80.5 kilos con 22 años… todo apuntaba que a mis 30 iba a pesar 100 (soy bastante bajo, no llego al metro setenta), no me gustaba como me veía… así que hablé con mis viejos, les dije como me sentía y me mandaron a la nutricionista (que por suerte pueden pagar, ese es otro tema, si no tienes los medios puta que cuesta bajar, sin poder pagar un gimnasio o una nutri) y ya he bajado 5 kilos en un mes, me ha mandado a hacer ejercicio y a comer más sano, aún todavía cada vez que tengo que salir a andar en bici o trotar me da una lata inmensa, pero la cosa empieza por uno, no puedes echarle la culpa al resto de tu descuido por tu salud o tu imagen, el “adicto” también tiene cierta culpa, la familia del obeso también la tiene, por permitirle engordar hasta tal punto (sobretodo en la obesidad infantil), el tema parte por uno al fin y al cabo, si eres gordo, no tomes cocacola viejo, toma agua, no te comas un paquete de galletas, cómete medio o si puedes busca una alternativa más sana… es re difícil ser gordo, pero no por eso podemos echarle la culpa al resto o a la industria alimentaria (al menos no el 100% de la culpa)

      Reply
    • Paulina
      26 julio 2015

      Hermes,

      Lo que puede decir con respecto a esto es método GOCE. Busca su web, escribes un mail. Yo soy parte de este grupo y me ha cambiado la vida. Acá abordan la obesidad como un problema de adicción a la comida, específicamente a el azúcar. De hecho, en la terapia (si, es un alcohólicos anónimos pero de gordos) vimos este documental. El método es abordado desde la medicina y la psicología.

      Saludos.

      Reply
    • Mariella Inamible
      27 julio 2015

      Cuánta gente cagada de la cabeza y obesa de rabia.
      Dale, Hermes; yo al menos, te doy las gracias por pasar el dato y me abstendré de analizarte, responsabilizarte, interpretarte o faltarte el respeto a ti y tu historia -que no conozco- .de ninguna otra estúpida manera.

      Reply
      • Lomez
        27 julio 2015

        Dice después de analizar, interpretar y faltar el respeto a otra gente que no conoce.

        Reply
    • Belén Basso
      27 julio 2015

      Hola 🙂 tanto tiempo.

      Ahora q leí bien el post: sí, es brígido, y también fue el documental que me hizo cambiar de estilo de vida hace ya un tiempo (respecto a la alimentación, aunque en comparación con el resto, mi familia siempre ha sido más cuidadosa con los alimentos procesados).
      Cacha que, lo otro que me da rabia de las etiquetas, es que hay alimentos que dicen care’palo SUGAR FREE en la cara principal, y cuando te vas a los ingredientes, aparece cualquiera de estas terminadas en “osa”. Pura mula.
      Mi hermana es doctora (ella lleva una vida saludable), y lo comentamos. Sí apoya el documental (no me acuerdo bien la información técnica que me daba). Eso sí, el ejercicio sigue teniendo protagonismo, pero es más por salud (a corto y largo plazo) que por aspecto físico (que viene como consecuencia).

      Cuesta ene. Igual hago uso de “la vez esporádica” en que como un pedazo de torta en los cumpleaños o ese tipo de cosas muy eventuales (porque mi debilidad de lo dulce es el manjar, y en esos momentos es una tortura para mi psiquis), pero súper consciente de que es por esa vez. Ya sacarla casi completamente de tu dieta diaria es el medio avance.

      Eso, espero que sigas (sigamos) constante en esto. Te mando todo mi ciber apoyo.

      Reply
    • Alma
      27 julio 2015

      Un día X, me dio la cuestión y dejé de consumir azúcar (te, café, etc) y lo reemplacé por miel o sencillamente no le echaba nada. Después, hice lo mismo con la sal. Resultado según yo: descubrí que la comida del día a día tiene más sabor de lo que creí y empecé a bajar de peso (onda 10 kg en 3 meses) Es la cagá!!!! Y cuando ya se pasó la adición por los sabores extremos, al comer esas cosas ricas de antes, da a veces dolor de cabeza o mucha, pero mucha sed… Lo cuento porque de verdad lo sentí más que impresionante…

      Reply
    • Constanza D
      27 julio 2015

      Hola hermes!
      Ahora que leí la columna, y los comentarios veo que la gente que es irónica y poco empática no ve la adicción a la comida como algo real.https://youtu.be/PY9DcIMGxMs Les recomiendo esta charla ted,sobre el concepto de las adicciones.
      Y es cierto lo que dicen más arriba,al dejar el azúcar los sabores vuelven, y en poco tiempo comer una naranja se va a volver algo atractivo. Suerte Hermes!

      Reply
    • Ninoska
      28 julio 2015

      Leo muchos comentarios diciendo que no necesitan verlo porque obvio que es culpa de nosotros y de no ejercitarnos, y pucha, por eso mismo es que deben verlo, yo también pensaba cómo idiota, “ay si no es tan difícil, coman menos y más ejercicio, ya está” y resulta que no es así, y cuando el gobierno quiere controlar lo que comemos también decía “quieren ser nuestras niñeras, no nos dejan escoger libremente” hahha en fin este documental, lo más importante que hizo fue hacerme ver cómo una idiota, pero sirvió, jamas en mi vida considere cambiar mis hábitos, sobre todo con las bebidas, y siento que debo hacer ver esto a todo el mundo, gracias Hermes por la critica, y suerte con lo de dejar el azúcar, yo igual haré lo mio.

      Reply
      • Lomez
        28 julio 2015

        yo no veo ni uno sólo que diga tal cosa. lo único que está diciendo la gente es que decir “yo no tengo responsabilidad de nada” no es una buena actitud

        Reply
        • Hermes Antonio
          28 julio 2015

          Hay muchos, y nadie dice que no tiene responsabilidad de nada, menos yo. El punto del post es que decidí cambiar después de ver el documental.

          ¿Qué onda esta gente que comenta (mal) solo los comentarios sin leer el post ni menos ver la película?

          Reply
          • Rosco
            28 julio 2015

            “Y me he creído toda la vida el cuento de que soy gordo por culpa mía, porque soy flojo, porque no me gusta hacer ejercicio. Pero si este documental es cierto, resulta que soy flojo porque el azúcar me mantiene así. (…) Y eso no es culpa de los gordos cuando el lobby de la industria consiguió que se legislara a favor de ellos”

            Por tu parte, aún espero que me indiques donde dije yo que todo era blanco y negro.

            Reply
            • Hermes Antonio
              28 julio 2015

              Loco, ahí mismo. No sabes leer. Ahí estás diciendo que es blanco y negro. No estás leyendo los matices, ni la implicancia de que la desinformación contribuye a la gordura.

              Y me aburriste, te voy a borrar todos los comentarios que hagas de ahora en adelante. Anda a ventilar mierda a otra parte.

    • Alejandra
      28 julio 2015

      Hermes. Busca en la web Grupo Goce.Es total. Toma al sobrepeso como una adicción al azucar y lo trata con una dieta especial y con terapia en grupos q se reunen semana a semana., sea con el Doc o la sicologa. Sana el cuerpo y el alma. Es total. Llevo dos semanas y ya he bajado 4,5 kilos!!. Espere 4 meses para un cupo, , pero vale la pena. El libro “Quiero ser flaca y feliz” de Maliki 4 ojos y Karolina Lama cuenta todo sobre el grupo Goce. No tienes para qye librar esta batalla sólo. Saludos! !

      Reply
    • Rorron
      28 julio 2015

      Hermes!
      Lo del azucar es cierto pero es que TODO tiene azucar. Hace unos meses comencé a sentirme cansado al subir escalaras o sentía que no descansaba bien durante la noche, me di cuenta que todo era por mi peso, estaba en 98 kilos y mido 1.80, fui al nutri y al doc hace casi un mes y medio y ya he bajado 10 kilos y me siento mucho mejor que antes (el unico problema es que la ropa ya me empieza a quedar grande xD)
      El nutri me dio dieta y ejercicio pero me dijo que la unica forma de bajar de peso es eliminar completamente el azucar y comer más sano, que el ejercicio solo es para que cuando llegues a tu “peso ideal” no te veas tan fofo.
      Igual es dificil, ir al super es un sufrimiento porque antes me demoraba 5 segundos en escoger un yoghurt, ahora estoy por lo menos 15 minutos leyendo etiquetas y todo pero todo tiene azucar, al final es como escoger a un politico, “escoger lo menos malo”

      Reply
    • Andres Cea
      30 julio 2015

      Por aca de nuevo. Me entretuve leyendo los comentarios de este post. No es sorpresa q en esta cultura chilena adicta y centrada en la imagen se dispare polémica por una declaración tan sencilla como “chuta descubrí q ser gordo es más complejo q lo q pensaba”, q es en definitiva según entiendo la lógica de tu posteo. Están los talibanes del anti adicciones “tu tienes la responsabilidad, todo depende de ti!” y los q externalizan hacia la adicción como si fuera un algo incontrolable, como un virus. Me gusta ver las adicciones, temon en chile, como fenómenos complejos q implican una larga interacción entre la historia d la persona, su contexto familiar, la administración de sus emociones, sus creencias y, por supuesto, aquello a lo q se es adicto. Si te descubriste adicto al azúcar genial, primer paso. Ahora hay q entrenarse para vivir una vida sin esa adicción. Para eso mira los contextos en q más consumias azúcar, q afectos estarían siendo administrados desde el comer, q elementos familiares favorecen el consumo. Y saber sobre la sustancia misma. Como dicen por ahí todo es azúcar al final por ende es mucho más difícil dejarla q la cocaina, por ejemplo. Bueno. Da pa mucho hablar de adicciones. Solo keria seguir aportando desde lo mio q es la psicología aprovechando q más de alguno lee los comentarios. Ojala sirva

      Reply
    • catalina diaz
      2 agosto 2015

      gracias hermes, buen dato pa mi que soy traumada con estos temas y en mi otra vida creo que fui nutricionista xD, lo veo al toque!

      Reply
    • Loreto Maturana
      2 agosto 2015

      Oh…
      lo ví y quedé en shock!
      Obvio que hay que hacer ejercicio, te apretai, te da un sin fin de beneficios a la salud.. y también ayuda a bajar de peso..
      Pero no es la causa, ni la principal solución
      BRÍGIDO!

      Reply
    • Carlangas
      3 agosto 2015

      … jaja, relajate un poco Hermes, comete un snickers 😐

      … Ya que estamos en esto del confesionario para gordos; yo me considero un gordo por una mala combinacion de: fisica/genetica (mi tendencia familiar es acumular rápidamente grasas, sobretodo en las bubis u__u) + laboral (mi trabajo consiste en estar sentado por 8 horas) + sicológica (me dá vergüenza hacer ejercicio o actividades físicas; sip, estoy cagao)

      … Veré el documental que recomiendas, sobretodo si son de esos que a uno lo obligan a recomendarlo (por ejemplo el de “Collapse”, que hasta ahora me produce escalofrios)

      Reply
    • Angelitrona
      3 agosto 2015

      Hermes!!!!
      Que buena que llevas tiempo sin azúcar y que te ha funcionado, has bajado de peso, y supongo que te sientes mejor.

      Quisiera saber, andas más idiota? más gruñón? y todas esas cosas?
      Mira que en mi casa dejo de comer azúcar y me echan de lo idiota que me pongo, jajajaja.

      Saludos
      Y SIGUE ASÍ!!!
      Yo quiero ser como tú y lograrlo algún dia.

      Reply
      • Hermes Antonio
        3 agosto 2015

        Son muchos los cambios que he notado, llevo un registro más o menos detallado así que podría postear mucho al respecto. Creo que hubo dos (2) días en que me sentí con un mal humor tan drástico, que no me quedó otra que atribuírselo al azúcar. También he tenido jaquecas repentinas, y ganas realmente incontrolables de comer algo dulce, que me saqué con frutas y con el viejo piensa-en-otra-cosa-piensa-en-otra-cosa. Lo más difícil sí no ha sido dejar las golosinas y esas cosas, sino dejar las bebidas. Lo positivo creo que es mucho más que lo negativo, en todo caso, duermo mejor, me siento más liviano, menos cansado, etc.

        Reply
        • NYKO
          4 agosto 2015

          y q estas comiendo… descubriste alguna galleta baja en azúcar.. tírate un Tip.

          La coca Zero..tb hay que dejarla??

          Reply
          • Hermes Antonio
            4 agosto 2015

            Según el documental, los endulzantes (todos) tienen el mismo efecto en el metabolismo que el azúcar… O sea, dejé las bebidas y todo. Es difícil, lo sé, pero yo lo estoy tratando como una adicción, y desde ese punto de vista, no existe el “me inyecto un poquito de heroína no más”.
            Lo siento, mi tip es que no hay tip. Frutita, comidas cocinadas, y angustia. Ayer atravesé un patio de comidas en un mall cachando que nada era para mí. Nada.

            Reply
        • Angelitrona
          4 agosto 2015

          Wena!!! Creo que lo voy a intentar, yo feliz si posteas tus registros y tips.

          Nos vemos en el mundo sin azúcar

          Reply
    • Js Dnl
      4 agosto 2015

      Vi este documental el año pasado y estuve como un mes dandoles la lata a todos en la pega con que dejaran de comer azucar…

      Reply

Leave a Comment