Columna fliméfila: Los detalles de Matías Bize.

Cabros, les habla su capitán Hermes Antonio (maestro). Hoy día nuestra amiga Mariana y punto se las mandó y nos viene a hablar de los flims del peliculasta chilensis Matías Bize, autor de Sábado, En la cama, Lo bueno de llorar y la que se estrena el jueves La vida de los peces. Son interesantes las cosas que nos cuenta la amiga así que yo que ustedes leo ah. Y al final le lleva concurso para ganar entradas y afiches, ¿qué más quieren? Con ustedes, la señorita Mariana y punto. Dos puntos:

Hace un tiempo escribí una lista de siete directores y guionistas de los que siempre vería todo, y mencioné a Matías Bize. La lista era de esos cineastas que con sus películas de cualquier parte del mundo y por algún motivo, me habían convencido lo suficiente como para convertirme en una espectadora incondicional. Y en el caso de Bize, sucedió porque sus películas siempre tienen algún detalle que me hace quererlas, muchas veces antes de haberlas visto.

Éstos son esos detalles.

EN LA CAMA

Esta es la segunda película de Bize, pero fue de ella el primer detalle que me hizo querer ver todas sus películas. Así es como lo recuerdo: estaba en mi primera vez en el Festival de cine de Valdivia, y me regalaron una postal de En la Cama. La película todavía ni se filmaba pero con la pura postal me enganché para siempre. Era una foto en ángulo cenital, en blanco y negro, de Blanca Lewin y Gonzalo Valenzuela acostados de lado y mirándose en una cama.

La postal decía: “En la Cama/ donde sueñas/ donde amas/ donde engañas”, y la pura idea de hacer una película en torno a eso me pareció la mejor idea del mundo. Sobre todo para mí que la cama es mi centro de operaciones en todo ámbito. Esa película tenía que gustarme.

Un año después la vi en Valdivia (donde es bien difícil no fascinarse), y si bien hubo un par de cosas en la película que no me gustaron, me encanté con que estuviera hecha entera en una pieza. Incluso no odié a Gonzalo Valenzuela, lo que es una gran cosa.

SÁBADO

Aunque es la primera película de Bize y la primera que vi, la pongo segunda porque (como dije) la vi después de que me encantara En la Cama con su postal. Creo que la vi en la tele y partí enganchándome sólo con el detalle experimental de que fuera un puro plano secuencia.

Lo otro que me encanta es que el plano secuencia sea grabado por un personaje de la película, interpretado por Gabriel Díaz, quien saltó desde estar detrás de la cámara a protagonizar no sólo Sábado, sino también la graciosísima La Vida me Mata.

Pensándolo ahora, Sábado también me gustó porque está interpretada con naturalidad, igual que Te creís la más linda, pero erís la más puta, por lo que no me costó mucho creerme que Blanca Lewin fuera una novia que justo antes de casarse descubría que el chanta de Víctor Montero la gorreaba, y hacía que su buen amigo la grabara para nunca olvidarse de eso.

Sábado es de esas buenas ideas que no suenan tan extravagantes y que uno jura se te podrían haber ocurrido a ti. Además, por lo barata que le costó, convertía el hacer una película en un sueño posible. Y ese tipo de ideas, las simples pero a la vez originales, son algo que siempre me ha gustado.

LO BUENO DE LLORAR

Con esta tenía menos expectativas. No me hacía gracia ni entendía que Bize hubiera viajado a España a hacerla y que no trabajara con Blanca Lewin. No es que sea mi actriz favorita, pero siempre me ha gustado que los directores mantengan a sus actores, porque me hace sentir parte de su proceso o algo así.

Pero, como soy incondicional, igual la fui a ver en cuanto la estrenaron. Me senté adelante, y en la primera escena ya me tenía. Esos no sé cuántos minutos en que la cámara lentamente se acercaba a la mesa de una pareja que estaba terminando me pareció lo más demoledoramente real que he visto sobre el tema en una pantalla, y que a excepción de un par de capítulos en que Lorelai terminaba con Luke en Gilmore Girls, nunca había visto retratado de forma decente en otra película o serie.

Y si no lo era ya con esos diálogos entrecortados, silencios cómodo-incómodos, con la última escena se transformó en mi favorita entre las películas de Bize.

LA VIDA DE LOS PECES

Como todas las películas que tienen en su título (o parten con) la frase “la vida de…”, me encantó desde saber cómo se llamaba. Una película llamada La Vida de los Peces no podía no gustarme. El detalle que terminó por engancharme: que la dirección de fotografía la hizo Bárbara Álvarez, uruguaya seca que también había hecho la foto de 25 Watts y Whisky, dos de mis películas favoritas que casualmente había visto muy atrasada recién este año.

Detalles como la fotografía con esas luces en primer plano, o la música, o enterarme de que trabaja con puros amigos, o los planos cerrados que nunca se abrían a nada más que a los personajes, o esa cámara que no abandonaba a Santiago Cabrera y quedarme emocionada hasta el final de los créditos sólo reforzaron algo que sabía iba a pasar: La vida de los peces es uno de mis estrenos favoritos en lo que va de año.

Ahora ya sé lo que tengo que conseguirme. Por lo que me contó el mismo Matías Bize, en el DVD de Sábado viene otra versión de la película. Y por lo que me comentó Hermes Antonio, en el de En la Cama viene un corto. También supe que Bize dirigió junto a tres compañeros de la Escuela de Cine el largometraje Juego de Verano. Así que buscaré esos trabajos mientras espero que a Matías Bize (o a su amigo y frecuente co-guionista Julio Rojas) se le ocurra la idea de su próxima película y los nuevos detalles que ya decidí me encantarán.

-Mariana y punto.

Gracias, Mariana. Es cierto que en el DVD de Sábado hay un cortometraje, y a mí me gustó muchísimo más que la película, así que imagínese. Lo otro que quería preguntarle eso sí es eso de las escenas de terminar con el pololo reales en la pantalla. Para mí la película que mejor muestra eso y el quiebre es Eterno resplandor de una mente sin recuerdos. Y claro, Annie Hall y Alta Fidelidad antes que esas también. ¿No le parecieron que eran bacanes a usted? Mientras me contesta esperamos que vuelva pronto a escribir a Flims, ¿le tinca? Aquí la esperamos con los píxeles abiertos y pura buena onda. Y a propósito de buena onda:

¡CONCURSO!

Cabros, cortesía de los amiguis de BF Distribution tenemos DIEZ ENTRADAS DOBLES para ver LA VIDA DE LOS PECES que se estrena este jueves en los cines chilensis. También tenemos AFICHES de la película por si quieren tapar las pifias de la pared. Así que ya saben, si quieren ganar me dejan su comentario AQUÍ ABAJITO y/o en el FACEBOOK de FLIMS y estamos al otro litro. ¡Suerte!

Pueden seguir a Mariana y punto en Twitter por ACATO, y leer más de sus cosas en el sitio amigui Zancada.

¡Y no olviden clickear ME GUSTA FLIMS en FACEBOOK ni seguirme en TWITTER porque alivia los síntomas del resfrío!